ESTROFAS DE SEIS VERSOS

Las estrofas tienen posibilidades infinitas de formas. En el caso de la estrofas con determinado número de versos que no poseen muchas variantes, es por la falta de exploración de los poetas y no porque las posibilidades estén agotadas. Variar el metro de un verso, el...

Havamal en español

HAVAMAL EN ESPAÑOL por Kleio Servicios Editoriales Kleio Servicios Editoriales, con sede en la Ciudad de Guatemala, se ha lanzado a la labor de traducir y editar uno de los poemas que integran la Edda Poética que recopilara en el siglo XIII el clérigo y escaldo...

LA MAGIA DEL PROCESO DE ESCRITURA

LA MAGIA DEL PROCESO DE ESCRITURA por Luis Ricardo López Alvarez Escribir es un proceso que puede ser tan fácil como seguir una receta, con esto no digo que el resultado sea de lo más satisfactorio o que no requiera una buena cantidad de tiempo de práctica, revisión y...

ESTROFAS DE CINCO VERSOS – Por pablo Bejarano

Con la combinación de cinco versos, la variedad de estrofas que existen es reducida y, en ninguno de los casos, puede haber tres versos continuos que rimen entre sí, veamos: QUINTILLA: Estrofa de cinco versos octosílabos con rima consonante, donde el primer verso rima...

Bailando con Layla Roots

BAILANDO CON LAYLA ROOTS por Luis Ricardo López Alvarez Una banda nacional 100% Indie con con producción cinemática impresionante Quiza aun no habías encontrado la banda nacional para ti, quiza estabas esperando a Layla Roots; a ti que te encanta la musica indie, que...

Revista cultural y literaria centroamericana

Noticias, reseñas y columnas de opinión

 Andamiaje literario – Rima: oxítona, paroxítona y proparoxítona

PUBLICACIÓN POR PABLO BEJARANO / 11 DE NOVIEMBRE 2020

chica con un libro de poesìa cubriendo su rostro
Fotografìa: Taylor Wright


Hay aspectos que debemos estudiar en la rima, aunque sean mínimos, para poder alcanzar una sonoridad natural al usarla o al evitarla. La rima también puede clasificarse según el tipo de palabras con que la empleemos. Hay tres clasificaciones desde esta perspectiva, las cuales son:

 

OXÍTONA: es la que se da entre las palabras agudas, por ejemplo “amor-dolor” “pasión-sol”, en ella se toma en cuenta únicamente la última sílaba de cada palabra, ya que es la sílaba tónica. Para definir si es asonante o consonante, nos fijaremos en la vocal y la letra consonante que la acompaña. En el caso de el primer ejemplo, vemos que ambas terminan con la combinación de la “o” con la “r”, por lo que es consonante. En el segundo ejemplo, solo coincide la “o” seguida de “n” y “l” respectivamente, por lo que es asonante.

 

PAROXÍTONA: es la que se da entre las palabras graves, véase “cielo-anhelo” “mente-siempre”, en esta tomaremos en cuenta las dos últimas sílabas. Exactamente desde la vocal de la sílaba tónica hasta el fin de la palabra. Para saber si es consonante debemos ver, como en el primer ejemplo, que coincidan la vocal de la sílaba tónica e íntegramente la vocal y la letra consonante de la última sílaba. Cuando sólo coinciden las dos vocales, es rima asonante.

 

PROPAROXÍTONA, es la que se da entre esdrújulas, como “tálamo-álamo” “platónico-exótico”. Básicamente debemos tomar en cuenta la sílaba tónica, que en este caso es la antepenúltima y la última sílaba de cada palabra. Si queremos que la rima sea consonante, debemos procurar que la penúltima sílaba también coincida con exactitud en las dos palabras, y si queremos que sea asonante, basta con que haya coincidencia en la antepenúltima y la ultima vocal nada más. Siempre recordando que para el conteo métrico la sílaba penúltima no se toma en cuenta.

 

Para la rima, se toman en cuenta la última sílaba acentuada junto a la última sílaba de la palabra, repetimos. En el caso de las agudas, se toma en cuenta únicamente la última sílaba de la palabra ya que, como es lógico, es la última sílaba acentuada. Pero el asunto es complicado cuando la rima se da entre una palabra grave y una palabra esdrújula, porque muchos tienden a pensar que riman las terminaciones “intrínseca-seca”, pero si nos basamos en el principio que dicta que se toman en cuenta la última sílaba acentuada y la última de la palabra, en el caso de esta combinación, deben coincidir la antepenúltima sílaba de la palabra esdrújula con la penúltima de la grave, y, como es claro, las dos últimas, por ejemplo “intrínseca-vida”, “tálamo-arco”. En esta combinación la rima siempre será asonante. De no obedecer esta norma, no puede haber rima entre la combinación grave -esdrújula.


También te puede interesar otras publicaciones de Pablo Bejarano