LA MAGIA DEL PROCESO DE ESCRITURA

LA MAGIA DEL PROCESO DE ESCRITURA por Luis Ricardo López Alvarez Escribir es un proceso que puede ser tan fácil como seguir una receta, con esto no digo que el resultado sea de lo más satisfactorio o que no requiera una buena cantidad de tiempo de práctica, revisión y...

ESTROFAS DE CINCO VERSOS – Por pablo Bejarano

Con la combinación de cinco versos, la variedad de estrofas que existen es reducida y, en ninguno de los casos, puede haber tres versos continuos que rimen entre sí, veamos: QUINTILLA: Estrofa de cinco versos octosílabos con rima consonante, donde el primer verso rima...

Bailando con Layla Roots

BAILANDO CON LAYLA ROOTS por Luis Ricardo López Alvarez Una banda nacional 100% Indie con con producción cinemática impresionante Quiza aun no habías encontrado la banda nacional para ti, quiza estabas esperando a Layla Roots; a ti que te encanta la musica indie, que...

Escribe estrofas de cuatro versos

Cuando hablamos de estrofas, las de cuatro versos son las más usadas y acaso también las más variadas. Es importante recordar que el hecho de variar el número de sílabas, de cambiar el orden de las rimas, hacen que estemos hablando de estrofas distintas por mínimas que sean las diferencias.. Veamos las que existen:

Escribiendo estrofas de tres versos

ESCRIBIENDO ESTROFAS DE TRES VERSOS Por Pablo Bejarano En la poesía, conforme más son los versos en una estrofa, las formas son más abundantes y variadas. Veamos las que existen con tres versos: HAIKU Es una estrofa japonesa que se compone de tres versos. El primero y...

Revista cultural y literaria centroamericana

Noticias, reseñas y columnas de opinión

PUBLICACIÓN POR FABRICIO AMÉZQUITA / 3 DE ABRIL 2020
Fotografía de "Casa No'j"
Fotografía de “Casa No’j” tomada durante el toque de queda.
Créditos de la fotografía a Carlos López.

Después del 13 de marzo, en Guatemala nada es lo mismo, nuestra cotidianidad se vio interrumpida, muchos dejamos de ir a nuestros trabajos como medida de prevención. Para muchos de nosotros, nuestro trabajo es parte de nuestras vidas y nos toco entender que hay momentos en la vida en que debemos retomar este tiempo de cuarentena para poder valorar la importancia de la gestión cultural en nuestro medio.

Si bien el arte y las manifestaciones culturales siempre están relegadas a las necesidades menos básicas y, muchas veces, a la distracción nada más, hoy que han pasado más de 15 días vemos el panorama distinto. En mi caso, supe que home office se llama lo que hago a diario: el coordinar con artistas, el equipo de diseño y montaje de Casa No’j, con los practicantes, con asociaciones, con instituciones culturales, con instituciones diplomáticas y de enseñanza; en realidad, con todos con quienes mantenemos una relación estrecha. Detrás de la actividad más pequeña hay un despliegue de profesionales que lo único que necesitan es que usted asista a las actividades, que usted compre y consuma arte y cultura.

Debido al COVID-19 cancelamos agenda de actividades programadas con meses de anticipación, en ese momento muchas cosas también cambiaron para nosotros, los que hacemos gestión cultural, muchas veces desde la precariedad, pero convencidos. Para algunos puede sonar iluso que el arte y la cultura merecen el respeto y la atención de todos, hoy 2 de abril muchos nos hemos decidido a llevar de manera virtual, o por medio de las redes sociales, un poco de eso que hacíamos a donde no llegaba gente.

Si no fuera por la música de los livestreams en Facebook, de las plataformas digitales, de las recomendaciones literarias y de películas, que hemos hecho en nuestras redes sociales y, por supuesto, en las de las instituciones que representamos, esta cuarentena pesaría más, el ser humano es social por naturaleza y este encierro nos obliga muchas veces a consumir arte y cultura sin saberlo. Hay quienes no saben que detrás de lo que vemos y escuchamos hay gente especializada dando lo mejor para que nos “entretengamos”, cuando esto pase, estemos más pendientes de las agendas culturales que existen, vayamos al teatro, paguemos por ir al concierto de un amigo músico, paguemos por comprar el libro que presentó una editorial local, dejemos que el arte sea eso que nos vuelva a unir, que nos haga debatir de nuevo, pero sobre todo que nos haga comunidad.

Por lo pronto, lo más importante ahora es cuidarnos y tomar medidas de precaución para que cuando esto haya pasado, todos estemos y podamos tener esas diferencias provocadoras que el arte nos da con tanto amor.

Fabricio Amézquita
Gestor cultural y Director Centro Cultural Casa No’j
Quetzaltenango


FABRICIO AMÉZQUITA